Urtas, Pargos y Doradas
 


     La urta, hurta o sama roquera (Pagrus auriga) es un pez perteneciente a la familia de Sparidae (espáridos, familia a la que pertenecen, entre otros, la dorada, la mojarra, el sargo, el cachucho y el dentón) y del género de los pargos. Se le llama como "catalineta" o "catalineja" cuando es joven. Es un pez grande, con cuerpo oblongo, pudiendo llegar a los 90 cm. y pesar hasta 11 kilos, aunque el tamaño habitual es menor. 
     Es de color rosa vino en el momento de su captura y con su flanco bandeado de 4 a 5 bandas transversales de tonos pardo rojizos aún más intensos. Se encuentra en el Atlántico este y se extiende desde Portugal, Canarias y Madeira hasta Angola incluyendo el Mediterráneo sudoeste. Habita en los fondos cercanos a la costa entre los 2 y 200 m de profundidad en zonas rocosas o mixtas de arena y roca. Su alimentación más frecuente es a base de moluscos bivalvos y pequeños crustáceos, de ahí el sabor de su carne, que es blanca y compacta. 
    Su captura suele ser fácil a la espera o al acecho, ya que debido a su gran confianza, suelen acercarse demasiado a los pescasubs, con lo que podemos encontrarnos con apneas en las que el pescador se encuentre rodeado de urtas y sea fácil elegir una gran presa. Aunque en aguas de la Aceitera y en el resto de Trafalgar suelen estar en casi todos los tipos de fondo, la mejor zona para su captura son los cascajos, sobre todos los ricos en erizos, pulpos y pequeños cangrejos rodeados de piedras pequeñas. Lo más característico de la urta es su cocina. La urta a la roteña  es su plato más popular, un plato típico de Rota, localidad de la provincia de Cádiz, cuyos ingredientes principales son la urta y las verduras, sobre todo.  El plato fue creado a principios del siglo XX. El cronista oficial de la Villa de Rota, José Antonio Martínez Ramos, señala que la urta fue en un principio un pescado que sólo consumían pescadores y mesas modestas al ser poco apreciado. A principios del siglo XX se tiene constancia de este plato en un restaurante; el primer cocinero que lo sirvió a sus clientes se llamaba Alonso Camacho, un roteño que oficiaba en el "Miramar", situado junto al puerto de la villa. La receta pronto se hizo famosa en toda Andalucía. 





     El besugo, pargo, rubiel, mazote, bocinegro o Andres (Sparus pagrus) es un pez comestible de carne muy rica y sabrosa. Habita el Atlántico desde las islas Británicas hasta el sur de Argentina, prefiriendo las regiones subtropicales a baja y media profundidad, aunque también  se crían en piscifactorías para su consumo. Es un pez de buen tamaño, alcanzando los 95 cm de largo y los 8 kg de peso, aunque bien es sabido que algunas variedades de pargo pueden llagar a superar los 20 kg de peso en nuestras costas, como es el caso del capitón. Muestra un cuerpo medio-largo y robusto cubierto por escamas plateado-rosáceas, con bandas de color amarillento. Sus aletas son rosadas o rojas. 
     Su alimentación más temprana es a base de quisquillas (camarones), afición que no abandona combinando en el menú en la madurez todo tipo de crustáceos. Es por tanto un carnívoro que no desprecia (en las costas cantábricas) percebes, nécoras pequeñas, etc. Tiene múltiples variedades de su mismo nombre y en ocasiones, le gusta camuflarse. Su captura suele realizarse a la espera entre los 6 y los 30 m de profundidad, pero hay que tener en cuenta que resulta difícil ya que, al igual que el dentón, dispone de una gran potencia de arrancada tras el disparo, pudiendo llegar a profundizar al sentirse en peligro, hasta los 40 m.


 

     La dorada (sparus aurata) es uno de los pescados más preciados, suele desarrollar su vida en aguas superficiales, poco profundas tanto de fondos arenosos como de roca, Es muy preciada en todo el Mediterráneo. En el Atlántico, las capturas abundan entre las islas Canarias e Inglaterra. Brillante, de color plata, de cuerpo ovalado y comprimido. Al parecer su nombre obedece a la mancha dorada que tiene entre sus ojos. Suelen ser ideales para el consumo aquellas que alcanzan entre 1 y 3 kg, aunque pueden llegar fácilmente a los 5 ó 6 kg y excepcionalmente más. Su carne es tersa y blanca y su cocina es variada y atractiva. Su captura suele realizarse a poca profundidad, donde se alimenta de crustaceos y en la orilla, donde se acerca con la pleamar. En Trafalgar se suele capturar a la espera en profundidades que oscilan entre los 6 ó 7 m y los 30 m. aunque se pueden realizar capturas de buenas piezas a 3 ó 4 m cuando buscan comida.
     Con un buen disparo no suelen dar problemas y su arrancada, aunque brusca, no entraña peligro al pescasub si no se encueva a demasiada profundidad. Al agujero suelen ser muy vulnerables y fáciles de pescar, y se pueden localizar, en verano, en grupos de 6 ó 7 ejemplares en una misma cueva.


CAPTURAS
 
 
   
 
 
 

FAASUB
Nautica Cadiz
Vinasub
 
Subprof

Deportes El Pescador

Gironinsub

 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

Google